Manipulación:

    

     Debemos conseguir que el perro acepte ser manipulado. Debe entender tres tipos de manipulación: castigo jerárquico zarandeándole, el juego y la manipulación como guía. La manipulación es esencial para que el perro se deje curar, cepillar, bañar, limpiar los dientes, quitar de la boca algo que no deba comer, etc.