Socialización:

    

     Es muy importante que el cachorro conozca diferentes lugares, personas, perros y otros animales,… Cuantas más experiencias de este tipo reciba mejor, pero la exposición a estos estímulos debe ser gradual y debería continuar toda la vida del perro.